¿Vuelves?

Después de descubrir todas tus mentiras, después de saber que no sentías nada de lo que decías, después de llorar todas tus promesas incumplidas, después de verme abandonada sin explicación; después de conocer, aceptar y olvidar tu palabrería barata y tus desprecios; después de todo, vuelvo a creerte. Vuelvo a sonreír a esas frases encantadas y vuelvo a temblar. Pero solo por un momento. Cierro los ojos y todo por lo que pasé llega a mi memoria, y Dios, ¡qué bien sienta rechazarte esa copa de vino!

Anuncios

Que el miedo no domine

No permanezcas en un lugar por miedo a tierras inexploradas, no te conformes con un trabajo por miedo a un futuro incierto, no te quedes al lado de alguien por miedo a la soledad. Que el miedo no domine tu vida, que no tome las decisiones por ti.

.

¿Buenas noticias? 

Y perdona si mi ausencia de sonrisa te hace pensar que no disfrute tus alegrías. Y perdona si mi silencio te hace creer que no me importan tus logros. Y perdona si mi ánimo decaído no combina con tus buenas noticias. Te libraste de mí y tu vida pareció encauzarse. Desaparecí de tu vida y la suerte empezó a sonreirte. Te deseo lo mejor, pero nunca creí que fuera yo la que te impedía ser feliz. 

Cicatrices

A medida que pasa el tiempo sientes el corazón cicatrizar. Notas que sólo se van quedando los buenos momentos, pero sin saber por qué, algo te dice que no vuelvas allí jamás, a nada parecido. El corazón cicatriza y deja lo bueno dentro, pero la piel cicatrizante está compuesta por lo malo.